Cómo alquilar un piso

Cómo alquilar un piso

Inicio >> Blog >> Cómo alquilar un piso

Cuando decidimos poner nuestro piso en alquiler, en ocasiones podemos tener muchas dudas ya que son varios los aspectos y documentos obligatorios que debemos tener en orden y eso nos puede crear cierta preocupación si no nos informamos correctamente sobre cómo alquilar un piso.

Además, es muy importante comprobar la situación y el perfil económico del futuro inquilino para evitar posibles impagos durante el contrato de alquiler. En este sentido, es recomendable realizar un estudio de solvencia del inquilino y, en algunos casos, solicitar una aval. De todo esto y más hablaremos en este artículo. ¡Vamos a ello!

Documentos necesarios para alquilar un piso

Ante la pregunta de cómo alquilar un piso, tenemos que empezar por los documentos necesarios para alquilar un piso. Veámoslos.

Certificado de eficiencia energética

También llamado certificado energético, se trata de un documento de carácter oficial que redacta un técnico autorizado, donde aparecerán la información sobre las características energéticas del piso que queremos alquilar. En el documento se califica energéticamente el piso, calculando el consumo de energía anual requerido para la satisfacción de la demanda energética del lugar.

Aquí se incluye la calefacción, agua caliente, refrigeración e iluminación. Este documento es obligatorio si queremos alquilar un piso y deberá recoger los siguientes puntos:

  • Identificación del piso y del procedimiento. Descripción de las características energéticas, sobre la normativa del ahorro y eficiencia y las características energéticas del mismo.
  • Calificación de eficiencia energética mediante la etiqueta.
  • Documento con las medidas recomendadas por el técnico.
  • Fecha de la visita del técnico a tu piso.

Para solicitar el certificado de eficiencia energética tienes que acudir a una empresa autorizada. Tras ello, acudirá a tu piso un técnico que tomará los datos catastrales y te pedirá facturas y otros datos.  Después de la inspección del técnico y a través de un programa informático, este validará y entregará el certificado de eficiencia energética.

Cédula de habitabilidad

Se trata de un documento administrativo que certifica que tu piso tiene las condiciones básicas para ser habitado Estas condiciones dependerán del año de construcción y de la normativa particular de tu comunidad autónoma. Los datos que se miden siempre son la superficie útil de la vivienda y de cada estancia.

El modelo del documento administrativo también varía en función de la comunidad autónoma, pero siempre tendrá estos datos: dirección del piso, superficie útil, número de habitaciones, máxima ocupación y la identificación del técnico que ha expedido la cédula.

La función de este documento es asegurar la habitabilidad del piso que quieres alquilar, basándose en condiciones de salubridad, higiene y solidez. Una vez adquirida la cédula de habitabilidad, ya podrás dar de alta los servicios de agua, luz y gas. Los tipos de cédula de habitabilidad son:

  • De primera ocupación: casas de nueva construcción, vivienda nueva.
  • De segunda ocupación: casas que ya existen, cédula en vivienda antigua o de primera ocupación de rehabilitación.

  como-alquilar-una-vivienda    

Redacción de un contrato de alquiler

El contrato de alquiler debe tener nuestra identidad como propietario y la del inquilino. También una descripción del piso que alquilamos, la duración del contrato, la renta acordada y otros detalles si fueran convenientes.

No se exige una forma o diseño concreto del contrato, aunque podemos encontrar en Internet muchas plantillas o modelos a seguir.  Además, es recomendable acudir a un notario que eleve el documento privado a documento público.  Vamos a detallar las partes imprescindibles del contrato de alquiler, y una breve descripción.

  • Duración: la duración por defecto es de 1 año. Por lo tanto, debemos modificarla si lo deseamos. En la actualidad, las prórrogas son de 5 años.
  • Renta: por defecto, el inquilino deberá pagar la renta durante los primeros 7 días del mes. Se debe anotar la cuantía tanto en número como en letras, así como el modo de pago.
  • Fianza: la ley obliga a los propietarios a determinar una fianza. En el caso que nos toca, que es el de vivienda habitual para el inquilino, la fianza será de un mes de renta.
  • Inventario: Debemos redactar una relación de objetos y muebles que se encuentran en nuestro piso. Esto podemos anexarlo al contrato o hacerlo en documento aparte.

Gestión de la fianza del alquiler

Una vez tenemos la fianza, debemos acudir al organismo público que corresponda para depositarla La hacienda pública debe tener constancia del alquiler, para que el inquilino pueda beneficiarse de las posibles desgravaciones fiscales. Es muy importante que cumplamos con este requisito o nos expondremos a duras sanciones.


¿Dónde se deposita la fianza?


Y recuerda entregar al inquilino el justificante del depósito de la fianza. En todo momento, son los propietarios y no la agencia inmobiliaria los encargados de disponer de la fianza y de gestionarla a la finalización del contrato. Por otro lado, la ley no establece un plazo concreto para la devolución de la fianza y en el contrato podemos redactar una cláusula donde se indique.

Algo que debemos tener muy presente al saber cómo alquilar un piso, es que según la Ley de Arrendamientos Urbanos, hay un pago de intereses al inquilino a partir de los 30 días de demora.

Esperamos que este artículo te haya ayudado a saber cómo alquilar un piso de forma correcta.