Una vivienda de protección oficial, más conocida como VPO, está sujeta a un régimen normativo distinto al de las demás viviendas y, por tanto, hay limitaciones que debemos tener en cuenta. En este artículo nos centraremos en cómo saber si ha prescrito una VPO. ¡Veámoslo!

¿Cómo saber si una Vivienda de Protección Oficial (VPO) ha prescrito?

Generalmente, la vivienda quedará descalificada luego de transcurrir un mínimo de 30 años desde la compra de dicho inmueble. Por tanto, dicha vivienda ha prescrito la limitación al momento de venderla. No obstante, es interesante mencionar que, las viviendas de protección oficial, pueden descalificarse antes de que transcurra por completo el plazo de los 30 años. Aunque esto sólo se aplica posterior al cumplimiento de ciertos requisitos.

Se puede conocer el estado de la calificación del piso a través de la documentación de dicho inmueble. Gracias a que cada construcción está regulada por medio de una normativa de amparo de la cual está calificada dicha vivienda.

Sin embargo, es importante destacar que, a raíz de la nueva ley de vivienda de 2021, el concepto de descalificación se modifica. Según menciona el anteproyecto de ley: ‘la vivienda protegida, ya sea social o de precio limitado, no podrá descalificarse, salvo en el supuesto de viviendas promovidas sobre suelos cuya calificación urbanística no imponga dicho destino y que no cuenten con ayudas públicas para su promoción, o en aquellos casos que excepcionalmente se justifique de acuerdo con la normativa autonómica, no pudiendo ser en tales supuestos excepcionales, el periodo de calificación inferior a 30 años’.

 

como-saber-si-ha-prescrito-una-vpo

 

¿Se puede vender una VPO?

Esta es una pregunta muy recurrente por parte de los propietarios de viviendas de protección oficial. Existe una limitación temporal importante si queremos vender una vpo y es que hemos tenido que residir en dicha vivienda durante al menos 5 años desde la compra.

Cumplido este requisito, tendremos que descalificar la vivienda para poder venderla, lo que significa que pierde su condición de vivienda protegida y, por tanto, pasa a ser considerada como libre. En esta materia, cada Comunidad Autónoma tienen un régimen diferente, así que dependerá de dónde esté sita tu vivienda.

La descalificación de VPO en la nueva ley de vivienda

La nueva ley de vivienda impedirá la posibilidad de vender o alquilar inmuebles protegidos en el mercado libre. Esto se hará con el objetivo de impedir que las viviendas públicas puedan ser enajenadas. Por otro lado, esta nueva ley también imposibilitará la venta de VPO por parte de las administraciones a entidades privadas, así como los fondos de inversión.

Todo esto cambiará para evitar lo sucedido en el pasado, por ejemplo, cuando en Madrid se pusieron en venta 3.000 viviendas protegidas a un fondo de inversión. O, por otro lado, cuando la exalcaldesa, Ana Botella, vendió al fondo de inversión Blackstone una cantidad de 1.800 pisos.

De esta manera, lo que se busca es que las viviendas protegidas cuenten con una calificación indefinida. Tal y como se enmarca en la medida más reciente, sin posibilidad de que dichas viviendas sean descalificadas, a excepción de algunos casos puntuales. Los inmuebles podrán perder la condición de vivienda protegida de acuerdo a las salvedades que excepcionalmente pueda prever la normativa autonómica en caso de que exista causa justificada debidamente motivada para su descalificación o para el establecimiento de un plazo de calificación’.

Como hemos visto, las VPO tienen un régimen distinto al de las demás viviendas, por lo que es necesario prestar especial atención antes de llevar a cabo cualquier trámite con ella.