Es muy importante que a la hora de hacer un contrato de alquiler nos aseguremos que sea legal. La legalidad de un contrato se da incluyendo en él los datos que son necesarios para poder celebrarlo. La ley establece que un contrato de alquiler debe cumplir con ciertos requisitos para que sea legal. A continuación, veremos cuáles son esos requisitos.

Requisitos del contrato de alquiler

Para que un contrato de alquiler sea legal, es importante que cumpla con los requisitos que estipula la vigente normativa:

  1. Incluir datos completos de los intervinientes.
  2. Incluir datos de contacto como el teléfono o el correo electrónico.
  3. En el caso del arrendatario, un domicilio válido que no coincida con el de la vivienda que alquila, en el que se le pueda localizar.
  4. Si el arrendatario es un mercantil debe constar los datos registrales de esa sociedad, así como los de la persona autorizada a suscribir el contrato de arrendamiento, con la identificación del apoderamiento con el que interviene.
  5. Los datos del inmueble para el que se suscribe el contrato de arrendamiento, independientemente de que sea destinado a vivienda o a local de negocio.
  6. El plazo de duración del contrato de arrendamiento, que en caso de tratarse de un contrato de vivienda tiene un alcance de 3 años.
  7. Se deberá señalarse un plazo mínimo de duración del contrato de arrendamiento, imponiéndose dentro de los deberes del inquilino que permanezca en el inmueble un plazo de entre seis meses y un año.

como-saber-si-contrato-alquiler-es-legal

Comprueba el Registro de la Propiedad

Para asegurarte de que tu contrato de alquiler es legal acude al Registro de la Propiedad y verifica que se encuentre inscrito en él. De lo contrario, tu contrato sería inválido ante cualquier trámite ante la Administración.

Del mismo modo, haciendo esta consulta comprobarás si realmente el arrendador es el propietario del inmueble.

Conclusiones

Como hemos visto, para que un contrato de alquiler sea legal deben cumplirse ciertos requisitos. Además, puedes hacer una comprobación en el Registro para quedarte más tranquilo.