¿Qué es un contrato de alquiler?

Un contrato de alquiler es el documento que regula la cesión y el uso de inmueble y los derechos y obligaciones de arrendador (el propietario) y arrendatario (inquilino). Su finalidad es evitar imprevistos en el futuro y dejar claros todos los puntos en relación a la vivienda y su uso.

Y es que, como propietario, quieres saber cómo alquilar tu vivienda de forma segura. Por ello, en este artículo analizaremos todo lo que necesitas saber sobre los contratos de alquiler para saber cómo hacer un contrato de alquiler legal.

Tipos de alquiler

Teniendo en consideración los contratos de alquiler, podemos distinguir 4 tipos de alquiler, que veremos a continuación.

Alquiler con opción a compra

El alquiler con opción a compra es un tipo de alquiler especialmente beneficioso para el inquilino, ya que tiene la posibilidad de poder comprar la vivienda en el futuro. El contrato de alquiler con opción a compra generalmente tiene una duración de 5 años y en él se refleja la posibilidad de compra así como el precio de la vivienda. Si el inquilino opta por comprar la vivienda, se le descontará un porcentaje o el total de lo que haya pagado de alquiler; si no desea comprarla, el contrato de alquiler finaliza como cualquier otro.

Alquiler de renta antigua

Como ya vimos en nuestro artículo de los contratos de renta antigua, este tipo de alquiler resulta muy beneficioso para el inquilino pues pagan unas rentas muy bajas y tienen el derecho de la prórroga indefinida. Estos contratos, como apuntábamos en nuestro otro artículo, son los firmados antes de mayo de 1985.

Alquiler social

El alquiler social está pensado para personas y familias en riesgo de exclusión social y está regulado por las diferentes Administraciones y Organismos Públicos. El objetivo de este tipo de alquiler es permitir que estas personas puedan tener acceso a una vivienda por un precio más asequible y acorde a sus ingresos. Como es lógico, optar a un alquiler social requiere el cumplimiento de una serie de requisitos y de un poco de suerte, pues es un tipo de alquiler muy solicitado.

Alquiler vacacional

El alquiler vacacional ha ido ganando protagonismo en los últimos años. Este tipo de alquiler permite alquilar una propiedad por un determinado número de días o periodo que, habitualmente, suelen ser vacaciones. Hay que señalar que el alquiler vacacional carece de una normativa general, siendo las Comunidades Autónomas las encargadas de regularlo, por lo que habrá disparidad entre un alquiler vacacional de una vivienda en Menorca y el de una vivienda en Madrid.

¿Cómo hacer un contrato de alquiler?

Hacer un contrato de alquiler es un trámite muy común y no entraña ningún tipo de dificultad. No obstante, a continuación te diremos qué aspectos hay que incluir en un contrato de alquiler para que sea correcto, si bien es cierto que las partes (arrendador y arrendatario) pueden decidir libremente el contenido del mismo. Vamos a verlos.

  • Datos personales de arrendador y arrendatario.
  • Datos de contacto de ambas partes.
  • Dirección del inmueble que se alquilará.
  • Importe de la renta mensual de alquiler.
  • Gastos que serán a cargo del arrendatario.
  • Forma de pago.
  • Duración del contrato.
  • Si se exige fianza o no.

Una vez se hayan recogido estos aspectos, las partes podrán incluir en el contrato de alquiler cualquier otra cláusula que consideren importante y acuerden entre ellas, como por ejemplo el derecho de tanteo y retracto. Si quieres un modelo de contrato de alquiler para guiarte, a continuación te dejamos con uno.

Otra opción es que contrates los servicios de una inmobiliaria para alquilar tu vivienda, en cuyo caso se encargarán, entre otras cosas, de la redacción del contrato de alquiler. Descubre todas las obligaciones de la inmobiliaria en un alquiler.

Plantilla contrato de alquiler

Si quieres encontrar una plantilla de contrato de alquiler en la que inspirarte para redactar tu propio contrato, aquí te dejamos con un modelo contrato de alquiler

El anexo de contrato de alquiler

El anexo de un contrato de alquiler es un documento cuya finalidad es modificar un contrato de alquiler previamente firmado. El anexo debe estar firmado por ambas partes (arrendador y arrendatario) y se grapará junto al contrato original.

Cabe destacar que un contrato de alquiler solo se puede modificar si ambas partes están de acuerdo, mediante este anexo. Algunos puntos que son susceptibles de cambiar mediante un anexo son:

  • El precio del alquiler
  • Duración del contrato
  • Gastos a cargo del inquilino y del propietario
  • Procedimiento en caso de impago de alquiler
  • Datos del propietario y el inquilino
  • Nuevas obligaciones, en general

¿Cómo hacer un anexo a un contrato de alquiler?

Para hacer un anexo, hay que tener el consentimiento de arrendador y arrendatario y es recomendable que se firme ante notario. Para redactar un anexo de contrato de alquiler debes incluir lo siguiente:

  • Información personal de ambas partes: nombre, apellidos, documento de identidad y dirección de ambas partes.
  • Referencia al contrato original que se desea modificar.
  • La nueva cláusula por la que se hace el anexo.
  • Las firmas de ambas partes.

Tipos de contrato de alquiler

Dependiendo del tipo de alquiler que queremos realizar tendremos que hacer uso de diferentes tipos de contratos:

Contrato simple de alquiler

De todos ellos, el más común es el contrato simple de alquiler, que debe, al menos, incluir los siguientes datos:

  • Datos de los intervinientes.
  • Localización y referencia catastral de la vivienda.
  • Piso amueblado, sin amueblar, etc. En caso de estar amueblado, es recomendable recoger en un anexo al contrato detalle de muebles en la vivienda y su estado actual (desperfectos, arañazos, etc.)
  • Duración del contrato. En caso de que el arrendatario sea una persona física, obligatoriamente será de cinco años con prórrogas de tres años. Para personas jurídicas, la duración mínima será de siete años.

Este tipo de contrato de alquiler es el más usado. En internet encontrarás muchos modelos, aunque siempre es recomendable acudir a profesionales para la redacción de un contrato de alquiler (gestores administrativos, agentes inmobiliarios o abogados).

contrato-alquiler

Finalización del contrato de alquiler

A priori, la finalización del contrato de alquiler tendrá lugar en función de la duración que se acuerde para el contrato de alquiler. La regla general es que si llega la fecha de finalización del contrato y ninguna de las partes quiere renovarlo, se procedería a:

  1. Comprobar el estado del inmueble, para ver si procede o no la devolución de la fianza
  2. Devolver las llaves, mediante un documento de entrega de llaves.
  3. Desalojar la vivienda de todas las pertenencias del inquilino.

Hay que tener en cuenta las prórrogas tácitas: Si ninguna de las partes comunica su deseo de finalizar el contrato de alquiler, este se renovará automáticamente, con las mismas condiciones pactadas, por un año más y así hasta cumplir el máximo de prórrogas permitidas por la ley.

Cómo asegurar el cobro de un alquiler

Cuando pones tu vivienda en el mercado de alquiler quieres sacar una rentabilidad de ella pero no quieres problemas o imprevistos. El cobro de las mensualidades del alquiler es lo más delicado y, por tanto, es conveniente que sepas cómo afrontar posibles problemas. Algunas formas de asegurarse cobrar el alquiler pasan por estudiar previamente la situación del inquilino, exigir fianza o anticipar las rentas del alquiler.

Conclusiones

Hemos visto qué es un contrato de alquiler, sus tipos e incluso una plantilla de contrato de alquiler que puedes utilizar. En este punto te recordamos que si quieres anticipar el cobro de las rentas de tu alquiler, con Adelanto puedes. Nuestro servicio de anticipo de alquiler de viviendas, te permite adelantar el cobro de hasta 12 mensualidades, para tener liquidez inmediata.

¡Infórmate!