El contrato de intermediación inmobiliaria

El contrato de intermediación inmobiliaria

Inicio >> Blog >> El contrato de intermediación inmobiliaria

El contrato de intermediación inmobiliaria regula el servicio prestado por el profesional inmobiliario durante un proceso de compra, venta o alquiler de un inmueble. Conocer qué implica y qué está comprendido en este servicio es vital para evitar futuros malentendidos, así que en este artículo vamos a conocer más en detalle este tipo de contrato. ¡Vamos a ello!

¿En qué consiste el contrato de intermediación inmobiliaria?

Se trata de un contrato que deberá estar firmado, tanto por la agencia inmobiliaria, como por el propietario de una vivienda. En este contrato se recogen todas las obligaciones y los derechos de cada una de las partes. Dicho servicio agilizará todo el proceso de negociación, permitiendo que el alquiler o compra-venta de una vivienda se lleve a cabo de la forma más rápida y sencilla posible.

En el contrato de intermediación inmobiliaria se deben establecer las comisiones y los honorarios de la agencia inmobiliaria. Además, también se recogerá en dicho contrato el momento en el que deberán abonarse el pago por dicho servicio de intermediación, el cual podrá ser en el momento de la firma de dicho contrato o, por otro lado, cuando se cierre la venta del inmueble. Aunque, para poder cobrar esta comisión, la ley española señala un período de tres años.

Este período comenzará a contar desde el momento en el que las dos partes hayan realizado la negociación. En este sentido, el servicio de intermediación inmobiliaria pondrá en contacto a vendedores y compradores. Un aspecto importante de la intermediación inmobiliaria es el compromiso, por parte del vendedor, de no cerrar la venta por su cuenta y hacerlo mediante la inmobiliaria. De lo contrario, la inmobiliaria podría iniciar acciones legales contra el vendedor por incumplimiento del contrato de intermediación inmobiliaria.  

 

intermediacion inmobiliaria

Aspectos más destacados del contrato de intermediación inmobiliaria

Como suele suceder, existen algunos aspectos que son mucho más relevantes que otros dentro del contrato de intermediación inmobiliaria. Los más importantes son:

Precio de la vivienda

Uno de los primeros y más relevantes puntos del contrato de venta es el precio al que se acuerde vender el inmueble. En este sentido, si la agencia inmobiliaria encuentra un comprador que esté dispuesto a pagar dicho precio, el vendedor debería aceptar la operación. Si por el contrario, se niega a vender pese a que aceptó ese precio en un inicio, deberá pagar los honorarios por el trabajo de la inmobiliaria. Al respecto, muchos contratos inmobiliarios suelen anexar la siguiente cláusula:

  • La agencia inmobiliaria cobrará sus honorarios cuando presente una propuesta de compra. Siempre y cuando dicha propuesta cumpla con todas las condiciones del encargo y el cliente opte por no vender.

Por esta razón, es importante que no incluyas en la hoja de encargo un precio que esté por debajo del que estás dispuesto a aceptar por el inmueble. Incluso, si el agente inmobiliario te sugiere bajarlo posteriormente, analiza y estudia bien cuánto estás dispuesto a rebajar.

Duración del contrato

Los encargos de venta inmobiliarios, habitualmente, tienen una duración de entre tres y seis meses. Esto, independientemente de que exista o no una cláusula de exclusividad. La gran mayoría de los contratos de intermediación inmobiliaria actualmente también suelen incluir una cláusula de prórroga tácita. Dicha cláusula detalla que el acuerdo se renueva de manera automática por períodos idénticos, salvo que se avise por escrito lo contrario con una antelación de hasta 15 días.

Exclusividad de la inmobiliaria

En algunos encargos de venta suelen incluir una cláusula de exclusividad. Si esta cláusula existe, debes considerar que, al plasmar tu firma, estarás aceptando que la agencia inmobiliaria sea la única empresa autorizada para vender tu vivienda. Por esta razón, si vendes la propiedad por tu propia cuenta o mediante la ayuda de un tercero, como puede ser otra inmobiliaria, por ejemplo, deberás pagar los honorarios a la agencia original. Esto debes hacerlo, aunque no haya sido ésta quien vendió el piso.

Este es un tema bastante delicado. Debes tener en cuenta que, incluso, existen algunas agencias inmobiliarias que penalizan el simple hecho de publicitar el inmueble a través de un tercero. Por tanto, es importante que te fijes bien si el contrato posee esta cláusula, porque podrías tener problemas a futuro.

Honorarios de la agencia

Un contrato debe especificar cuánto dinero cobrará la agencia inmobiliaria por vender una vivienda. Por otro lado, también debes estar pendiente de los casos no habituales en los que la agencia puede reclamar los honorarios en cuestión. En los contratos que podemos observar actualmente, suelen repetirse algunas de estas casuísticas:

  • En caso de que se revoque unilateralmente el contrato de intermediación inmobiliaria antes de que llegue su fecha de vencimiento.
  • Si el propietario de la vivienda se niega a vender una vez que la agencia inmobiliaria encuentra a un comprador.
    • Este supuesto es bastante relevante, especialmente en el caso de divorcios y herencias. Si un copropietario plasma su firma en el contrato inmobiliario y cuando llega un comprador otro copropietario se niega a vender, la agencia inmobiliaria liquidará su propia comisión.

▷ Mejores inmobiliarias Madrid

▷ Mejores inmobiliarias Málaga

▷ Mejores inmobiliarias Valencia

Quién paga el IBI en una compraventa


Modelo de contrato de intermediación inmobiliaria

Si quieres conocer más en detalle el contrato de intermediación inmobiliaria o necesitas un modelo puedes encontrar en internet varios modelos de contrato de intermediación inmobiliaria. De todas formas, en el momento en que desees alquilar o vender tu propiedad, la inmobiliaria se encargará de redactarlo y presentártelo, momento en que podrás preguntarles cualquier tipo de duda que tengas. ¡Hasta el próximo artículo!