La declaración de la renta es algo a lo que todos nos tenemos que enfrentar en algún momento como ciudadanos, pero Hacienda está haciendo esfuerzos para que cada vez sea más sencillo realizar este trámite. En este artículo veremos a qué deducciones tienes derecho como propietario de una vivienda alquilada.

Gastos deducibles para el propietario de vivienda

Según la Agencia Tributaria, se establece una diversidad de gastos deducibles. Básicamente, aquellos necesarios para obtener el ingreso por renta, la amortización del inmueble en cuestión y todos aquellos bienes cedidos con él.

Debido al enorme número de partidas distintas y la dificultad de la gestión de los diversos gastos, es aconsejable ser muy organizado con las facturas. Además de tener anotado de forma específica cada una de las deducciones realizadas. Dicha serie de gastos no está representada por una única lista. Por esta razón, a continuación, conocerás los más frecuentes:

  • Gastos de reparación y/o reparación. Cuando nos referimos a reparaciones, quedan incluidas aquellas reformas que incluyan pintura, sustitución de algunos elementos y reparación de instalaciones. En definitiva, la deducción de este tipo de obras tendrá un importe máximo deducible el cual es equiparable al del ingreso por renta.
  • Enseres y electrodomésticos. Este tipo de artículos se pueden deducir siempre que formen parte de una amortización. Esta supondrá un 10% del total anual por un periodo no mayor a los 20 años.
  • Tributos. Algunos tributos locales que deben deducirse son: tasas de recogida de basura, tasas de alumbrado, tasas de alcantarillado, pago del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles). Cabe destacar que también son deducibles algunas tasas y recargos nacionales.
  • Cantidades devengadas por terceros. Existe un grupo de servicios extraordinarios los cuales se prestan a la comunidad o propiedad específica que corresponden a servicios prestados. Un ejemplo de estos pueden ser aquellos derivados del administrador de fincas, servicio de jardinería, empresa de seguridad, entre otros.
  • Primas del seguro. Aquellos seguros asociados al inmueble también formarán parte del gasto deducible cada vez que el abono lo realice el propietario. Los seguros principales pueden ser: seguro por robo, responsabilidad civil, rotura de cristales, incendios, etcétera.

 

deduccion alquiler

 

Requisitos para acogerse a la reducción del 60%

Para que puedas beneficiarte de la reducción del 60% en tu declaración de la renta, tu vivienda debe utilizarse por el inquilino como la habitual y no tener otra utilidad distinta. Esto quiere decir que si tu inmueble alquilado es para una oficina o sede de empresa, no valdrá para que puedas acogerte a esta reducción. ¡Tenlo en cuenta!

Obligación del propietario de declarar el alquiler

Como hemos visto en otro artículo, el propietario está obligado a declarar la vivienda alquilada, así como de conservar todos los justificantes de facturas, certificados o recibos que acrediten los gastos durante los 4 años siguientes por si Hacienda los requiriera.