La devolución de la fianza del alquiler es una de las cuestiones que generan más conflictos. Por ello, es muy importante dejar claro en el contrato de alquiler este aspecto. A continuación veremos que dice la ley respecto a la fianza. ¡Vamos!

¿Es obligatoria la devolución de la fianza de alquiler?

Aunque la ley no lo recoge expresamente, sí es obligatorio que el arrendador devuelva la fianza. De lo contrario, sería susceptible de sanciones. Es más, el importe de la fianza empezará a generar intereses una vez transcurrido el 1º mes, por lo que el arrendatario podría exigir también los mismos.

¿Cuándo se recupera la fianza de un alquiler?

Al igual que el inquilino tiene la obligación de pagar mes a mes la renta de la vivienda, el arrendador tiene que devolver la fianza al finalizar el contrato de alquiler siempre y cuando no haya habido ningún problema y se hayan cumplido los términos del contrato durante la vigencia del mismo.

Como ya hemos apuntado, no existe una previsión exacta sobre cuándo se debe devolver. Por eso, se suele recomendar especificar en los contratos el plazo que tendrá el arrendador que, en la mayoría de los casos será de un mes desde la devolución de las llaves.

devolucion-fianza

 

Motivos por los que no se devuelve

Estas son algunas de las situaciones en las que el arrendador puede quedarse con la fianza:

  • El inquilino es culpable directo de un daño en el inmueble:  En este caso el inquilino será responsable de pagar los daños en el inmueble, por lo que el arrendador podrá quedarse con toda la fianza o parte de ella para reparar el daño.
  • Cuando los daños en el inmueble excedan el normal deterioro que corresponde a su uso: El arrendador podrá hacer uso de la fianza parcial o total para solucionarlo.
  • Cuando el inquilino no ha pagado gastos corrientes de la vivienda, siempre y cuando no vayan incluidos en la mensualidad.
  • Cuando la vivienda no se entregue en buenas condiciones de limpieza. En este caso, el dinero de la fianza se empleará a este fin, pero se tendrá que devolver la cantidad que sobre.

En el caso de que exista algún desacuerdo entre las parte sobre la existencia de daños y a quién corresponde la reparación, y el arrendador no restituye la fianza, el inquilino puede solicitar a través de un comunicado, de forma que quede constancia de ello, una reclamación extraprocesal. En el caso de que el arrendador siga con la misma idea y no cambie de opinión, el inquilino puede reclamar llevando el caso a los tribunales.

Conclusiones

Como hemos visto, la devolución de la fianza puede comportar dudas tanto para arrendador como para arrendatario, por lo que, desde Adelanto, te recomendamos dejar constancia en el contrato de alquiler de todas las casuísticas posibles para así evitar malentendidos.