Como hemos visto en otros artículos, la fianza es un elemento principal en el contrato de alquiler y, como tal, es importante saber cómo se aplica y en qué consiste para evitar imprevistos y problemas. En este artículo trataremos la cuestión de dónde se deposita. ¡Sigue leyendo!

¿Es obligatorio depositar la fianza?

Según la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), el depósito de fianza es obligatorio para cualquier contrato de arrendamiento que tenga lugar en nuestro país. Para hacer frente a este requisito, son muchas las Comunidades Autónomas que han creado organismos en los que hacer los depósitos.

Organismos en los que depositar la fianza

A fin de facilitar el proceso a los implicados, el Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana pone a disposición de todos en su web un listado con las diferentes oficinas de todas las Comunidades Autónomas en las que se debe depositar la fianza.

 

depositar-fianza-alquiler

 

¿Cómo depositar la fianza?

El proceso para depositar la fianza es similar en todas las oficinas del territorio. Veamos sus fases:

  1. Autoliquidación. El propietario debe rellenar un formulario online creado para tal efecto.
  2. Ingreso. Cumplimentado el formulario, el propietario accede a la pasarela de pago y realiza el depósito de las cantidades. También es posible hacerlo desde una sucursal bancaria.
  3. Presentación. Realizado el pago, debe anotarse el nº de resguardo, que puede descargarse para conservarlo y hacer uso de él en un futuro.

Sanciones por no depositar la fianza

Si la fianza no ha sido depositada por el arrendador, el arrendatario puede exponer su disconformidad mediante un acta complementaria que se traduce en una sanción económica para el propietario, pues el no depósito se considera infracción grave.