La fianza de alquiler es un depósito que se entrega al arrendador de la vivienda y que se devuelve al finalizar el contrato en su integridad en caso de que no se haya necesitado. Esta dinero sirve para pagar los desperfectos que puede haber en la vivienda o para solventar algún impago de algún mes. Normalmente se estipula en el contrato qué gastos cubrirá esta fianza. Veamos los puntos más importantes.

¿Qué finalidad tiene?

La fianza tiene como finalidad principal proteger al arrendador, en tanto sirve para cubrir posibles deterioros o desperfectos en el inmueble objeto del alquiler. Dicho de otro modo: la fianza es la garantía para el arrendador de que el arrendatario cumplirá con sus obligaciones.

¿Cuántos meses de fianza se pueden pedir en un alquiler?

Normalmente, la fianza suele ser igual a la mensualidad que se paga de alquiler. Algunos propietarios suelen optar por pedir más de un mes de fianza: en estos casos no suelen ser más de dos.

 

fianza-alquiler-dinero

¿Qué cubre la fianza?

Estos es lo que cubre, de forma general, la fianza:

  • Pagar posibles impagos de consumo: El casero deberá descontar de la fianza el importe que el inquilino ha dejado a deber, que en caso de la mensualidad corresponde a la fianza completa.
  • No ha cumplido con la obligación del pago de las cuotas.
  • Desperfectos o deterioro en el mobiliario a consecuencia de su mal uso: El arrendador tiene que realizar los arreglos pertinentes y después descontar las facturas del importe total. También es recomendable guardar pruebas físicas, como fotografías del estado de lo reparado, que deberá incorporarse en el documento de fin del alquiler, firmado por ambas partes, en el cual se indicarán los términos de la devolución de la parte de la fianza que corresponda.
  • La vivienda no se entrega en buenas condiciones de limpieza.
  • Si el inquilino deja el piso sin haber avisado con el tiempo establecido antes de finalizar el contrato.

Devolución de la fianza

Tal y como vimos en nuestro otro artículo, no existe una previsión exacta sobre cuándo se debe devolver. Por eso, se suele recomendar especificar en los contratos el plazo que tendrá el arrendador que, en la mayoría de los casos será de un mes desde la devolución de las llaves.