El flipping house ha llegado a nuestro mercado inmobiliario proveniente de Estados Unidos, donde lleva tiempo en alza. Poco a poco, son más los inversores inmobiliarios que están apostando por este nuevo modelo de inversión inmobiliaria. Veamos con más detalle en qué consiste el flipping house.

¿Qué es el Flipping House?

El Flipping inmobiliario o, también conocido como, Flipping House, consiste en comprar un inmueble viejo o deteriorado, a un precio muy por debajo del precio de mercado con la idea de reformarlo y venderlo a un precio superior.

Básicamente, el negocio se centra en comprar barato, debido a los problemas que presenta la propiedad, los cuales pueden ser varios. Luego, reformarla y venderla rápidamente a precio de mercado o, incluso, a un precio un poco por encima. Si se ha realizado un buen trabajo, se le añade más valor a la propiedad a través de las reformas. Por tanto, el inmueble podrá venderse bien y con una mayor rapidez.

El Flipping House se basa en que las personas que desean comprar una vivienda la prefieren ya terminada, sólo para llevar sus cosas y entrar a vivir. Poca gente adquiere una vivienda deteriorada y con problemas, que luego deban arreglar y acondicionar para poder vivir. Es justo ahí en donde se encuentra el negocio del Flipper.

 

flipping-house

 

Características del House Flipping

Como ya lo mencionamos anteriormente, la clave del House Flipping es comprar barato y vender más caro. Por ende, uno de los aspectos fundamentales a la hora de realizar House Flipping es la de buscar viviendas que estén por debajo del precio del mercado actual. Ahora bien, es muy complicado encontrar a una persona que quiera vender su vivienda a un precio por debajo del precio de mercado. Mayormente los inmuebles que se venden muy baratos son porque tienen daños estructurales, de acondicionamiento, etcétera o porque son propiedad de personas que necesitan quitárselas de encima rápido.

Lo habitual es que la vivienda esté a un precio menor por estar en mal estado. En este caso, lo que debemos hacer es realizar una reforma, más o menos profunda, y colocarla nuevamente a la venta. Justo aquí encontramos las dos claves del asunto. La primera clave es la inversión que debemos realizar en dicha reforma. La segunda, es el proceso de venta luego de llevar a cabo la reforma.

Cabe destacar que, lo que más nos debe interesar en el House Flipping es invertir el mínimo dinero en realizar la reforma. En ocasiones, con aplicar una mano de pintura y colocar muebles nuevos es suficiente. Sin embargo, habrá situaciones en las que esto no será suficiente y tendremos que realizar una reforma integral. Pero siempre será más rentable si evitamos a toda costa dicha reforma. La razón de ser de este modelo de inversión es comprar barato, reformar barato y vender más caro.

¿Es rentable el Flipping House?

En resumen, el Flipping House, como puede suceder con cualquier otro tipo de inversión, tiene sus ventajas y sus riesgos. Sin embargo, en gran medida podemos concluir en que sí es rentable, a medio o largo plazo. Tengamos en cuenta que, por naturaleza, el ser humano tiende a ser perezoso.

Justo por eso la mayoría de los vendedores no estarán dispuestos a reformar las viviendas ellos mismos. Y, por ende, preferirán quitársela de encima cuanto antes. Y es ahí donde reside la oportunidad de negocio. Si quieres convertir este proceso en tu modelo de inversión, debes encontrar a vendedores que pongan sus viviendas en el mercado a precios muy bajos. Recuerda que, por lo general, serán viviendas que necesitan de una reforma (más o menos grande) para así transformarlas y aumentar su valor.

La clave de todo este proceso está en que es aplicable en cualquier país del mundo. Con independencia de los gobiernos y de las políticas que se apliquen en cada estado. En todos y cada uno de ellos se venden viviendas en un mercado inmobiliario. De esta forma, si consigues incrementar el valor de un inmueble, podrás ganar dinero con ello.

¿Flipping House en España?

El mercado inmobiliario a lo largo del tiempo se ha caracterizado por ser uno de los motores principales en la economía española. Partiendo de este hecho, en el transcurso de la pandemia, el sector inmobiliario se mostró bastante resiliente ante la incertidumbre económica que hubo. Fórmulas novedosas como las Flipping Houses (comprar, reformar y vender más caro una vivienda) han aterrizado con bastante fuerza en España. Esto ha hecho que se despierte el interés del pequeño inversor inmobiliario.

Pese a que dicho término (Flipping House) aún resulta desconocido para algunos inversionistas en España, lo cierto es que en Estados Unidos es una de las tendencias inmobiliarias más arraigadas. De esta forma, los estadounidenses han ido generando grandes cantidades de dinero por medio de esta técnica de inversión que, hoy en día, es muy promulgada e implementada en su país.

En este sentido, los inversores españoles pueden adoptar sus mismas prácticas y crear diversas estrategias para llevar a cabo el Flipping House con éxito. Cabe destacar que dicho método posee ciertas claves para que funcione:

  • Buscar una vivienda que se encuentre por debajo del precio del mercado.
  • Tener la capacidad de calcular exactamente cuánto se necesitará invertir para reformar idealmente la vivienda en cuestión.
  • Buscar el asesoramiento de un gestor para que lleve los temas fiscales.

Teniendo todo esto en mente, podrás trabajar el Flipping House con un mínimo de garantías. Ten en cuenta que las reformas que realices deben ser bastante llamativas y de calidad para que puedan llamar, fácilmente, la atención de los compradores. Esto último será un sello de garantía para la venta rápida y oportunidad de la casa.

Y hasta aquí el artículo. Esperamos que te haya servido para conocer un poco mejor esta técnica inmobiliaria que tan de moda está.