Si has pensado en alquilar tu vivienda igual te has planteado contratar a una inmobiliaria para que te ayude con el proceso pero, ¿sabes al detalle qué obligaciones tiene esta en la gestión del alquiler? Muchas personas contratan los servicios de la inmobiliaria pero no conocen el proceder de la inmobiliaria, lo cual puede llevar a confusiones y problemas. En este artículo vamos contarte qué obligaciones tiene una inmobiliaria en un alquiler. ¡Vamos a ello!

¿Qué obligaciones tiene la inmobiliaria en la gestión de un alquiler?

Como mencionamos anteriormente, muchas personas piensan que las agencias inmobiliarias sólo tienen la obligación de alquilar o vender los inmuebles. Pero lo cierto es que sus funciones van mucho más allá. Conócelas a continuación:

Antes del alquiler

  • Promoción de la vivienda. Las agencias inmobiliarias se encargan de promocionar y mostrar la vivienda que será puesta en alquiler. Esto lo hacen por medio de estrategias de publicidad y marketing, con las que logran que el inmueble sea visto por clientes potenciales.
  • Encontrar un inquilino. Las agencias inmobiliarias ponen todos sus esfuerzos en promocionar las viviendas hasta encontrar a un inquilino. Por ende, las estrategias y promociones no cesan hasta que el inmueble en cuestión sea alquilado al precio deseado.
  • Realizar todos los trámites y negociaciones entre ambas partes. Las agencias también se encargan de toda la parte legal de las negociaciones. Los trámites no los tiene que realizar ni el inquilino ni el propietario del inmueble; las agencias asumen esta responsabilidad gestionando todo de una manera rápida y profesional.

 

obligaciones de la inmobiliaria en un alquiler

 

Durante el alquiler

Las obligaciones de la inmobiliaria en un alquiler no cesan cuando se alquila la vivienda; existen más responsabilidades que deben cumplir:

  • Velar por el cumplimiento del pago de las rentas al propietario. Es responsabilidad de las agencias inmobiliarias realizar un seguimiento y velar porque los inquilinos estén realizando todos los pagos al pie de la letra. En este punto entran tanto el pago de la cuota mensual de alquiler, como el pago de los gastos básicos de la vivienda. Un ejemplo de esto último son la cuota de administración del edificio, el pago de los impuestos, etcétera.
  • Garantizar que el inmueble siempre esté en condiciones óptimas. Las inmobiliarias también deben estar pendiente de la condición actual del piso. En este sentido, deben notificarle al propietario sobre cualquier arreglo o mejora que sea necesaria realizar. Si es el caso, debe recomendarle hacer alguna reforma para actualizar la vivienda y así poder mejorar e incrementar la valorización del inmueble.

Después del alquiler

  • Notificar al inquilino cuando se aproxime la fecha de finalización del contrato. Un mes o algunas semanas antes de que finalice el contrato de alquiler, la agencia inmobiliaria puede enviarle una notificación al inquilino. De esta forma, los usuarios del piso podrán tomar sus precauciones y renovar el contrato o mudarse hacia otro inmueble.
  • Realizar una inspección del inmueble. Luego de que se finalice el contrato de arrendamiento, la agencia inmobiliaria debe comprobar el inmueble y velar porque todo esté correcto. Es decir, que el estado actual de la vivienda sea el correcto. Así, podrá darse por finalizado el contrato con las mejores indicaciones posibles.
  • Desahucio por finalización de contrato. En el supuesto de que un inquilino no quiera marcharse de la vivienda, la agencia inmobiliaria puede aconsejarle al propietario comenzar con un proceso de desahucio. Esto permitirá que dicho propietario lleve todo el procedimiento a través de la vía legal.

Conclusión

Tal y como hemos visto, las obligaciones de la inmobiliaria en un alquiler no sólo se limitan a conseguir un inquilino para la vivienda. Incluso, si concretamos más, no es una obligación como tal: conseguir un inquilino no es la obligación final sino llevar a cabo todas las gestiones y procedimientos necesarios para lograrlo.

Por otro lado, el propietario del inmueble debe cumplir también con ciertas obligaciones. Por tanto, es importante que antes de firmar cualquier documento o contrato con una inmobiliaria se haya leído todas y cada una de las cláusulas.

Debes tener en cuenta que, al momento de contratar los servicios de una agencia inmobiliaria, ellos no sólo te ayudarán a conseguir un inquilino, sino que velarán por el buen estado de tu vivienda en todo momento y estarán pendientes de que se cumplan los pagos mensuales. Por esta y otras razones que hemos visto a lo largo del artículo, si eres propietario de vivienda y quieres alquilarla, contratar a una inmobiliaria es muy recomendable para evitar complicaciones. Sin embargo, te recomendamos que conozcas al detalle a qué se compromete la inmobiliaria para que todo esté claro desde el principio y evitar confusiones.