Siempre es bueno plantearse la idea de reformar un piso para alquilar. Sin embargo, es cierto que en estos tiempos tan cambiantes es difícil decidir si una reforma merece o no la pena. Lo que está más claro que el agua, es que una reforma siempre ayudará a incrementar el valor de tu vivienda. Algunos especialistas aseguran que dicho incremento podría llegar hasta un 30%. Por otro lado, una reforma en un piso también acelerará el proceso de encontrar interesados en alquilar.

Para poder estar seguro y salir de dudas si esto es cierto o no, lo mejor es que decidas finalmente reformar. Hazlo con la garantía y la certeza de que será algo rentable con el tiempo. Algo que sí es evidente, es que en la actualidad existe un auge de ahorradores. Básicamente son personas que andan buscando desesperadamente un piso para alquilar, esto gracias a la rentabilidad que ofrece en comparación con un depósito bancario. Aunque esto no quiere decir que debas tener dinero ahorrado sí o sí para poder alquilar, aunque sí que debes contar con cierto capital.

Ten en cuenta el tipo de alquiler

Si tienes un inmueble actualmente desocupado y estás queriendo tener un ingreso extra, lo mejor es que te plantees alquilar. Si dicho inmueble esta ubicado en una zona cercana a alguna universidad o algún centro de estudios, lo mejor es que te plantees alquilar un piso para estudiantes. Este tipo de ubicaciones siempre tienen mucha gente a su alrededor, y nunca faltan estudiantes queriendo alquilar cerca de donde estudian.

Por otro lado, si la vivienda está ubicada en una zona un poco más alejada de la ciudad, tranquila y segura, entonces debes pensar en alquilar a familias. Este tipo de ubicaciones son más utilizadas por familias que desean estar en un sitio fijo y hacer de este inmueble su vivienda personal. Con estos dos casos que mencionamos, lo que buscamos que entiendas es que existen distintos perfiles para alquilar. Primero debes saber a quién le quieres alquilar y luego buscar a esos inquilinos.

Existen distintas maneras de alquilar un piso:

  • Alquiler de todo el inmueble. Esta es la forma más común de alquilar; básicamente se alquila el piso entero. En este caso, la persona que firme el contrato será la encargada de la vivienda.
  • Alquiler por habitaciones. La otra manera también muy utilizada (más por estudiantes), es alquilar habitaciones con derecho a cocina. En este particular, como propietario, te estas reservando el poder acceder a la vivienda cada vez que quieras. Esto, debido a que el alquiler es exclusivamente de la habitación con derecho a uso de las áreas comunes. En ocasiones, algunos propietarios incluso viven en el piso y alquilan las habitaciones que se encuentran disponibles

Reformar un piso para alquilar

Si decidimos reformar un piso para alquilar, podemos hacerlo utilizando materiales básicos. Estos nos ayudan a ahorrar presupuesto y el resultado, depende de su implementación, también será satisfactorio.

Reformar la cocina y el baño

Instalar una cocina totalmente nueva, básica y con los electrodomésticos más necesarios, puede oscilar entre los 2mil a 3mil euros. Cabe destacar que, estos precios son utilizando materiales de mediana calidad. Si implementamos materiales muy económicos, podríamos tener resultados muy malos; en poco tiempo tendríamos que volver a reformar.

Ahora bien, por otro lado, un cuarto de baño reformado con materiales básicos, puede costar entre los 2mil y 4mil euros. Esto, en función del tamaño y de si se necesitan cambiar tuberías y suelos o se colocan las baldosas encima del existente. Recuerda que todo dependerá de las características del baño y de lo que le haga falta mejorar o cambiar.

Reformar las habitaciones del inmueble.

Sea para alquilar o para vivir nosotros mismos, las habitaciones en un inmueble deben ser cómoda y acogedoras. Aquí se puede jugar con la instalación de una alfombra nueva, renovar la pintura, etcétera. Pintar las paredes de un piso de unos 70-80 metros cuadrados de color blanco, puede tener un costo de 500-1000 euros. Esto varía dependiendo del tipo y la calidad de la pintura seleccionada y de si hace falta o no realizar reparaciones en las paredes.

Si los suelos del inmueble son muy antiguos, para garantizar una mejor comodidad y estética, se puede colocar suelos de vinilo en las habitaciones. Este es un material bastante económico y que te dará una sensación de suelo nuevo en el inmueble. Un suelo de vinilo de mediana calidad ya instalado puede alcanzar un costo entre los 40 a 50 euros por metro cuadrado.

¿Cuándo debemos contratar a un arquitecto o interiorista?

Esto debes hacerlo, cuando necesitas contar con un asesoramiento integral para hacer la reforma más idónea según tu capital. También debes tener en cuenta, como ya lo mencionamos, al tipo de inquilino y, sobre todo, la rentabilidad que espera conseguir. Estos son aspectos fundamentales que nunca puedes dejar pasar por alto.

Un arquitecto o un interiorista analizará las proporciones de la vivienda, su distribución, ubicación, estado de las instalaciones, número de baños que hace falta reformar, permisos, etcétera. En definitiva, evaluará todas esas cosas que a ti se te pueden escapar de las manos. Todo esto, con el objetivo de darte todas las garantías de que tu proyecto será todo un éxito.

Sus honorarios, habitualmente, suelen ser un porcentaje del total de la reforma. Cabe destacar que siempre merece la pena pagarlos, sobre todo, si no estás en la capacidad de visualizar hasta qué punto tu inversión será rentable. Por último, debemos resaltar que, si aun no has comprado un inmueble, un arquitecto o interiorista también te pueden asesorar antes de hacer la compra. Dichos profesionales pueden ayudarte a saber las posibilidades de reforma y el coste aproximado que supondrían.

En definitiva, reformar un piso para alquilar no es nada del otro mundo, pero sí que debes tener algunos ahorros para realizar los trabajos necesarios. En este sentido, el dinero invertido en dicha reforma valdrá la pena, te darás cuenta de esto a mediano y a largo plazo cuando recuperes lo invertido. Con una buena reforma, el inmueble se revalorizará y el costo de alquiler lo puedes subir un poco más, para conseguir así mejores ganancias.