Si tienes una vivienda y estás pensando alquilarla puede que te hayas planteado la posibilidad de que tu inquilino tenga dificultades a la hora de pagarte alguna mensualidad. Si quieres saber cómo puedes asegurarte el cobro de tu dinero, sigue leyendo porque te interesará conocer el seguro de impago de alquiler. ¡Vamos a verlo!

¿Qué es un seguro de impago de alquiler?

Un seguro de impago de alquiler es una modalidad de seguro que tiene como objetivo proteger al propietario frente a posibles inquilinos que no paguen su alquiler mensual. Desde hace unos años se está popularizando en nuestro mercado de alquiler, pese a que no es algo nuevo. Por tanto, es una de las formas de asegurarse el cobro de un alquiler.

Su creciente popularidad en los últimos años ha hecho que cada vez más aseguradoras ofrezcan este tipo de seguro y cada uno de ellos tiene unas coberturas distintas, si bien es cierto que la finalidad siempre es proteger al propietario en caso de que su inquilino no pague cuando corresponda. Por tanto, podemos decir que gracias al seguro de impago de alquiler, el propietario puede alquilar la vivienda de forma segura.

Precio del seguro de impago de alquiler

Son muchos los seguros de impago de alquiler que podemos encontrar en el mercado, ya que todas las grandes aseguradoras suelen contar con uno de ellos. Como podrás imaginarte, el precio del seguro de alquiler dependerá en gran medida de varios factores:

  • Las coberturas que ofrecen.
  • La calidad del servicio.

¿Cuánto vale un seguro de impago de alquiler? Por lo general, el precio de un seguro de impago de alquiler ronda entre el 3% y el 5% de la renta anual. Para que te hagas una idea, si alquilas tu casa por 800€, el precio del seguro será de unos 280/480€, pero como ya hemos dicho, dependerá de cada compañía y de las coberturas que tengas contratadas.

Desde ADELANTO te recomendamos que analices las coberturas de cada seguro de impago y elijas el mejor seguro de impago de alquiler. 

 

seguro-impago-alquiler

 

Requisitos del seguro de impago de alquiler

Por lo general, la mayoría de las compañías exigen unos requisitos, referidos a los inquilinos, para poder contratar un seguro de impago de alquiler:

  • Que no se encuentren en un listado de morosos, como ASNEF.
  • Que el importe del alquiler no suponga más del 40% de sus ingresos.
  • Tener un contrato laboral de más de un año de duración.
  • Que se haya firmado un contrato de alquiler.

Cumplidos estos requisitos, la aseguradora llevará a cabo un análisis y estudio de solvencia financiera de los futuros inquilinos, para asegurarse de la capacidad financiera de los mismos.

Para llevar a cabo este análisis, la aseguradora suele necesitar los siguientes documentos:

  • Trabajador por cuenta ajena: 2 últimas nóminas y tipo de contrato, prefiriéndose el contrato indefinido.
  • Autónomos: Última declaración de la renta y 2 últimos recibos del pago de autónomos a la Seguridad Social.
  • Pensionistas: Último justificante de pensión emitido por la Seguridad Social.

La compañía aseguradora analizará toda esta documentación con la finalidad de determinar si el inquilino tiene la capacidad económica suficiente para hacer frente al pago de las mensualidades del alquiler y determinar si es apto o no para que se pueda contratar un seguro de impago de alquiler. Es importante señalar que, por lo general, las aseguradoras no ofrecen la posibilidad de contratar este seguro si el importe del alquiler supone más del 40% de los ingresos mensuales del inquilino.

¿Quién paga el seguro de impago de alquiler?

Lo normal en este tipo de seguros es que sea el propietario de una vivienda alquilada quien contrate y pague el seguro de impago de alquiler, en tanto el objeto de este seguro es proteger al arrendador en caso de que el inquilino no pague sus mensualidades de alquiler.

Pero como hemos visto más arriba, contratar un seguro de impago de alquiler está condicionado al cumplimiento de una serie de requisitos por parte de los inquilinos, por lo que no siempre será posible contar con un seguro de alquiler.

Coberturas de un seguro de impago de alquiler

Como hemos visto, la principal finalidad de un seguro de impago de alquiler es proteger al arrendador frente a posibles impagos por parte del arrendatario. No obstante, también se ofrecen otras coberturas, como pueden ser:

  1. En caso de impago por parte del inquilino, el seguro asumirá el pago del número de mensualidades que exponga la póliza correspondiente.
  2. El propietario podrá reclamar al inquilino las cuotas de alquiler impagadas, a través de abogados expertos.
  3. Se garantiza la reclamación de los daños o desperfectos que pudiera ocasionar el inquilino en la vivienda.
  4. Asistencia jurídica telefónica ilimitada, para resolver las dudas del arrendador.

Todas estas coberturas tienen la finalidad de prestar una protección integral al propietario de una vivienda que ve sus rentas impagadas, por lo que contratar este tipo de seguro es muy recomendable si quieres alquilar tu casa con seguridad.

Mejor seguro de impago de alquiler

En la actualidad son muchas las compañías que ofrecen seguros de alquiler, por lo que queremos ponértelo un poco más fácil y ayudarte a que encuentres el que mejor se adapte a ti. Por ello, te recomendamos que leas nuestro artículo sobre el mejor seguro de impago de alquiler.